20 indicadores de éxito en la educación en línea

educación en línea

Un reciente estudio global sobre la educación en línea, que evaluó los procesos de formación en línea de más de 7.600 estudiantes de 18 países, dejó en evidencia que estudiantes, profesores y administradores coinciden en tres elementos que definen el éxito de la educación en línea:

  • Preparación profesional.
  • Competencia de habilidades.
  • Bienestar holístico del estudiante.

Medir el éxito de la formación digital, teniendo en cuenta que el carácter de este proceso está primordialmente enfocado hacia la dimensión cualitativa, no es tarea sencilla.

Los hallazgos del Estudio sobre Estrategias del Aprendizaje del Grupo Brandon Hall reportan que solo una cuarta parte de las empresas tienen un marco sólido para medir el éxito de sus procesos de aprendizaje en línea. La principal razón de esta debilidad de las empresas que desarrollan formación en línea es la falta de métricas oportunas para evaluar el impacto de sus formaciones.

educación en línea

¿Cómo medir el éxito y la participación de los estudiantes en la educación en línea?

En primer lugar, es fundamental entender que la educación en línea ha cambiado de forma significativa en los últimos años. La definición misma de éxito está evolucionando hacia un enfoque más holístico respecto a las prioridades del estudiante. Se valora más el desarrollo de competencias y habilidades, así como el bienestar y la salud mental, que otros objetivos previamente valorados, como las calificaciones.

Un dato que seguramente te ayude a dimensionar el éxito de la educación digital es que, de acuerdo con Papers Owl, los cursos para educación en línea se pueden completar hasta un 60 % más rápido que los cursos presenciales. Esto se explica en un nuevo paradigma en el que la formación digital permite desarrollar experiencias mucho más completas y dinámicas.

Veamos algunas de las métricas que nos permiten evaluar el éxito y la participación de los estudiantes en la formación en línea:

  1. Tasa de finalización. Es el número de estudiantes que finalizan el proceso de formación que has desarrollado, en relación con el número de estudiantes que lo iniciaron. Esto te permitirá evaluar si la formación ha permitido que la mayoría de los participantes alcancen los objetivos previstos.
  2. Sesiones vs. usuarios totales. Esta correlación te permitirá evaluar si los participantes regresan a los contenidos para profundizar en ellos o si, en cambio, los aprecian de un solo vistazo.
  3. Tasa de certificación u obtención de logro educativo. Cuando se trate de formaciones más completas y profundas, con certificaciones de competencias, es importante evaluar el número de participantes que completa los requisitos y exigencias para la obtención del logro educativo previsto. Esto te permitirá mejorar el proceso de motivación y acompañamiento de los participantes para avanzar hacia la meta final programada.
  4. Tasa de abandono. Es fundamental hacer un seguimiento al número de participantes que abandona el proceso formativo y evaluar las causas que están generando que no cumplan los objetivos inicialmente establecidos.
Sigue leyendo para conocer 2 indicadores más. ⬇️
  1. Puntos de salida. Haciendo seguimiento al comportamiento de los participantes, podrás identificar en qué puntos del proceso han abandonado la formación. A partir de esto, evaluarás si hay cuellos de botella que están bloqueando el avance por su dificultad, calidad de los contenidos, entre otros aspectos a tener en cuenta.
  2. Tiempo de finalización. Puedes medir el tiempo total de finalización del proceso de aprendizaje y también el tiempo que le toma completar cada actividad a los participantes. De esta manera podrás tener un panorama general de si los tiempos que demandan cada lección y módulo del curso están pensados de manera equilibrada o si es necesario dividir o agrupar algunos contenidos.

Evaluando el engagement de la educación en línea

Sí, cuando hablamos de formación en línea también medimos el engagement o compromiso de los participantes en el proceso educativo.

Uno de los elementos claves para comprender el engagement de la educación digital es la tasa de retención de conocimientos. Un reconocido estudio del Instituto de Investigación de América confirmó que el aprendizaje en línea aumenta las tasas de retención entre un 25 % y un 60 %. Esto contrasta con las tasas de retención de la formación presencial, que van entre 8 % y 10 %.

La retención de conocimientos en la formación en línea se entiende por el engagement que generan los procesos de aprendizaje centrados en las necesidades de los participantes. Estos les permiten avanzar según sus tiempos y objetivos.

Para evaluar el engagement de la formación en línea que desarrollamos, podemos acudir a diversos indicadores que nos permitan entender las motivaciones, objetivos alcanzados, y el grado de satisfacción de los participantes del proceso de formación en línea.

Te recomendamos tener en cuentas los siguientes indicadores que te ayudarán a evaluar el engagement de tus formaciones en línea:

  1. Grado de dificultad. Un elemento que incide en la tasa de abandono de los participantes de formaciones en línea es el grado de dificultad de los contenidos. Si la complejidad de las actividades es demasiado alta, generará un abandono por incapacidad. En cambio, si el grado de dificultad es demasiado bajo, puede generar la percepción de que los contenidos no alcanzan la calidad esperada. Revisa la tasa de aprobación de cada actividad prevista y podrás evaluar su grado de dificultad media según el número de participantes aprobados. Realizar ajustes en este sentido te puede ayudar a mejorar la experiencia de aprendizaje y elevar el engagement de la formación.
  2. Índice de lealtad. Aplicando una encuesta sencilla podrás conocer el número de participantes que estarán muy dispuestos a recomendar tu formación, en relación con aquellos poco dispuestos a hacerlo. Recuerda que las recomendaciones no solo muestran el nivel de compromiso de los participantes con la formación que les brindas, sino que es un factor clave para atraer nuevos participantes.
  3. Índice de Satisfacción. Aunque muchos procesos de formación miden el índice de satisfacción al finalizar toda la formación, es recomendable ir midiendo la satisfacción en cada hito alcanzado. Por ejemplo, si al finalizar cada lección llevas un registro de la satisfacción de los participantes, podrás evaluar qué contenidos requieren de un proceso de optimización para mejorar toda la experiencia de formación.
Sigue leyendo para conocer 2 indicadores más. ⬇️
  1. Obtención de logros. Puedes medir y evaluar si la formación que ofreciste ayudó a los participantes a obtener logros que van más allá de los objetivos planteados en el proceso de aprendizaje. Por ejemplo, si luego de culminada la formación, los participantes obtuvieron un trabajo o pudieron mejorar sus condiciones laborales. También puedes evaluar si la formación les ayudó a superar alguna situación compleja de su ambiente laboral, profesional o personal.
  2. Transferencia de conocimientos. Otro elemento importante a evaluar es si los participantes pudieron aplicar los conocimientos desarrollados en el proceso de formación en sus entornos laborales, profesionales o personales.

Contenido relacionado: Aprende a estructurar tu curso online (+ Herramientas para desarrollarlo)

Métricas para mejorar cada paso de tu formación en línea

Existen otras métricas que te pueden ayudar a optimizar cada paso y acción de tu proceso de formación. Aquí es fundamental comprender que, mientras más información tengas sobre el recorrido de aprendizaje de los participantes, mejor podrás entender qué puntos requieren ajustes o mejoras.

Por ejemplo, ¿sabías que más del 60 % de las personas que toman formación en línea han completado alguna o todas las actividades de un curso usando sus teléfonos móviles?

educación en línea

Porcentaje de estudiantes que usan dispositivos móviles para completar cursos de formación en línea. Fuente: Statista, 2022.

Por ello, es importante hacer uso de todas las herramientas que tengas a disposición para hacerte una idea clara y precisa de qué perfil tienen los participantes de tu formación y cuál es su comportamiento en el proceso de aprendizaje.

Puedes apoyarte en las siguientes métricas para implementar mejoras en cada etapa de la formación en línea que ofreces:

  1. Patrones de navegación. Identifica qué contenidos y actividades están generando mayor interacción de los usuarios. Para ello, puedes evaluar la cantidad de visitas que recibe una lección, así como el número de clics que recibe cada elemento u objeto de aprendizaje.
  2. Tiempos de permanencia. Con este indicador podrás entender mejor la atención que prestan los participantes a cada etapa de la formación. Puedes medir también el tiempo que dedican a los vídeos, audios y otros elementos dentro de la formación.
  3. Tipo de dispositivo. Uno de los elementos claves para mejorar la experiencia de aprendizaje es evaluar el grado de accesibilidad de los participantes a los contenidos. Por eso resulta fundamental identificar a través de qué dispositivo están realizando la formación los usuarios y diseñar los contenidos para que sean adaptables a los diversos tipos de dispositivos de escritorio y móviles.
  4. Horarios de sesión. Este indicador te ayudará a evaluar las “ventanas de interés” que generan tus contenidos, así como la duración óptima de cada una de las lecciones y módulos de tu formación en línea.

5 métricas finales para evaluar la eficacia de tus cursos para educación en línea

Por último, es importante analizar los elementos que te ayudarán a mejorar la eficacia de tus cursos en línea.

Además de desarrollar contenidos de alta calidad y enfocados en las necesidades de los participantes y en tus fortalezas como marca, es fundamental que analices los aspectos que puedes mejorar para incrementar la cantidad de participantes, así como el alcance de tus cursos en línea.

Algunas métricas que puedes evaluar para alcanzar tus objetivos de crecimiento son:

  1. Estadísticas de usuario. Conocer con profundidad los avatares a los que diriges tus productos es la vía más confiable para mejorar las ventas de tus cursos en línea. Para ello debes analizar los datos que puedas obtener de tus usuarios, de tus leads y de toda tu audiencia en tus diversos canales.
  2. Cheque promedio. Puedes aumentar el cheque promedio ofreciendo productos o servicios de más valor a tu audiencia. Generar ofertas complejas, con valores agregados que no tengan tus competidores, puede ayudarte a que tus clientes tomen la decisión de optar por una compra más costosa, pero que tenga mayor potencial de satisfacción de sus necesidades.
  3. Número de compras. Puedes aplicar diversas estrategias para mejorar el número de compras, desde promoción en diversos canales, hasta lanzamientos con promociones especiales y descuentos en productos por la compra de otros.
  4. Número de nuevos usuarios. Los nuevos usuarios provienen de la conversión de clientes potenciales. Esta conversión se correlaciona con el tráfico en su sitio web y otros canales. Es importante evaluar este indicador para comprender en qué canales estás convirtiendo tráfico a clientes.
  5. Reactivación de usuarios anteriores. Algunos usuarios no hacen una compra inmediata, pero es muy probable que lo hagan 6 meses después. Por eso debes analizar la base de datos de tus usuarios y sus interacciones para motivarles a completar los procesos de compra y formación.
Contenido relacionado: Herramientas y recursos para crear un súper curso online

Recuerda que crear un curso en línea exitoso no solo te ayudará a generar mayores ingresos, sino a ayudar a otras personas a alcanzar sus objetivos. La formación es uno de los pilares de crecimiento de los nuevos modelos de negocio y la formación en línea es ciertamente la tendencia que ha llegado para quedarse.

Si quieres conocer las claves para crear un Curso en Línea de éxito, te compartimos algunos de nuestros recursos más completos para que comiences este proceso con buen pie.

Te recomendamos

Recibe los mejores tips sobre ventas y Marketing Digital

Suscríbete por correo

Ir arriba