Tips para mejorar la productividad

Estamos seguros de que durante el día tienes muchas tareas, ya no solo en tu trabajo, también tareas domésticas. A veces sentirás que tienes demasiadas y que no llegas a todo, ¡es normal! Pero, ¿te has parado a pensar por qué a veces nos sentimos con superpoderes y en cambio otras veces no podemos con una simple tarea? Esto es causado por problemas de productividad, por eso hoy, en este post, te contamos los mejores tips para mejorar la productividad.

Mejorar la productividad te parecerá algo complejo, pero es tan sencillo como engañar a tu mente, o mejor dicho, ¡dominarla!

Seguro que eres de los que empieza el día haciendo una lista (a veces interminable) de las tareas que tiene que hacer. ¿Cuántas veces te ha parecido que esa lista no se acaba nunca? Es porque estás haciéndolo de una forma poco eficaz (no estaría bien decirte que es una forma errónea, cada uno tiene su método, pero hoy te contamos el que nos funciona a nosotros y nos hace invencibles).

Volviendo a tu lista de tareas, si comienzas el día así, creyendo que estás organizándote, lo que conseguirás es justo el efecto contrario. En tu lista no contemplas cuánto tiempo te van a llevar cada una de esas tareas, no tienes hora de inicio o de fin y seguro que no tienes contempladas las prioridades. Ahí, justo en ese instante en el que empiezas a darte cuenta de que la lista interminable, efectivamente, se hace cada vez más densa, es cuando te desmotivas y ¡adiós a la productividad!

Para superar esa barrera de negatividad en la que te puedes ver envuelto, tienes que dominar tu mente y, aunque te parezca difícil, es más fácil de lo que crees. Dominar o engañar tu mente hará que puedas dar el 100% en todas tus tareas, solo tienes que concentrarte, focalizarte y tener en cuenta estos tips que te vamos a compartir:

Tips para mejorar la productividad

Marca prioridades en tus tareas. No hagas una lista de tus tareas en tu agenda o en una nota del ordenador, porque lo que harás será bloquearte al ver que no avanzas. Lo que tienes que hacer cada día, cuando te prepares para tu jornada, será marcar aquellas tareas que son imprescindibles para ese día. 

¿Lo ideal? Sería fantástico que te pudieses focalizar solo en una tarea, serías muchísimo más eficiente porque estarías dando lo máximo de ti y no lo estarías dividiendo. Sabemos que eso sería en un mundo ideal y no siempre se puede, pero no te olvides de priorizar y desempeñar aquellas que requieran tu concentración y capacidades al 100%. ¿El resto de tareas? Podrías incluso delegarlas a tu equipo.

¿Por dónde vas a empezar? Empieza tu jornada laboral con aquellas tareas que requieran más concentración, más implicación y no sean mecánicas. Tendrás más energía y más creatividad. Volvemos a las prioridades del punto anterior.

Si todos los días tienes que hacer una tarea mecánica, que no te supone una concentración mental exhaustiva, no pierdas tu momento más productivo del día en ella y déjala para el final de la jornada.

La duración del tiempo será en minutos. Nuestra recomendación es que las tareas las marques por minutos, nunca por horas. ¿Un ejemplo? Dedica los primeros 30 minutos del día a formarte, a leer, inspirarte, informarte… Es un ejercicio importantísimo para empezar el día con motivación, adquiriendo conocimientos nuevos que te harán empoderarte y tener un extra de energía. 

¿Y si empiezas a darle uso a tu calendario? Deja a un lado las listas y programa tus tareas en tu calendario, así podrás programar cada tarea con el tiempo que consideres que te llevará su desempeño. Poco a poco verás cómo tu jornada laboral avanza y, cuando te quieras dar cuenta, las tareas que tenías en pendientes ya estarán resueltas.

¡No abras el email! Es una de las mayores distracciones que hay. Si puedes, empieza el día con los 30 minutos que te comentábamos en puntos anteriores y continúa con las tareas prioritarias sin abrir tu correo electrónico. Una vez que hayas terminado, puedes entrar para revisar en qué estado está. Nuestra recomendación es que lo revises como máximo 5 veces durante tu jornada, tendrás menos distracciones. No te preocupes, si tienes cosas urgentes, te llamarán 😉

No digas que sí a todo. Muchas veces queremos ser tan serviciales con los demás que decimos que sí a todo, ¡es un error! Si partimos del punto de que tus sensaciones eran que no llegabas a todo, si aún encima priorizas las tareas de otros frente las tuyas, será todavía peor. Volvamos al punto 1 de los tips, ¡priorízate a ti!

 

Con estas claves tendrás tu productividad y concentración bajo control. Además, esto tendrá grandes beneficios en tu día a día, como por ejemplo el control del estrés. Si estás organizado, concentrado y focalizado, ¡podrás con todo y darás el 100% en tus actividades (como mínimo)! ¿Será la productividad una de las grandes habilidades para ser un profesional exitoso?

¿Quieres saber más? Vilma Núñez en su blog nos proporciona un “Curso de productividad: ser más productivo en marketing o emprendiendo” e incluso nos habla de Herramientas para ser más productivo en tu día a día. ¿Vas a poner alguna de las ideas o herramientas en práctica?

Ahora que nosotros te hemos contado los tips para mejorar la productividad, ¡es el momento de que te decidas y empieces a tomar acción!

Te recomendamos

Recibe los mejores tips sobre ventas y Marketing Digital

Suscríbete por correo

Tu privacidad es importante para nosotros. Utilizamos la información que proporcionas para ponernos en contacto contigo en relación con contenido, productos y servicios relevantes para ti. Puedes darte de baja para dejar de recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Si deseas obtener más información sobre la protección de tus datos, consulta nuestra Política de Privacidad.

Ir arriba